De Naturaleza Política

Enrique Aranda

 

Diecinueve… ¿y contando?

 

Ahora sí que 19 ya… ¡Y (lamentablemente) contando!, pues la escalada violenta con impacto directo en el ámbito político-electoral, desgraciadamente, otra vez, no parece haber concluido.
Apenas el viernes, en Apaseo el Alto, Guanajuato, el candidato a la alcaldía por la coalición Juntos Haremos Historia, José Remedios Aguirre, recibió seis disparos a las afueras del Parque Ecológico, tras concluir un acto de campaña con maestros jubilados de la zona.
Previamente, la semana anterior, cuatro aspirantes más a alcaldías en la propia entidad (¿gobernada?) por el panista Miguel Márquez Márquez, en Guerrero, del priista Héctor Astudillo Flores; el Estado de México, del tricolor Alfredo del Mazo Maza, y en Chihuahua, del blanquiazul Javier Corral Jurado, fueron privados de la vida en condiciones similares, cuando no iguales, y en relación de las cuales las autoridades no han sido capaces de aportar información alguna, más allá de especulaciones.
Diecinueve víctimas de la violencia criminal, presuntamente de bandas criminales vinculadas al narcotráfico, el robo de combustibles (huachicoleo), la extorsión y el plagio o la trata de personas, representantes de prácticamente todas las fuerzas políticas y partidos: Cinco del de la Revolución Democrática (PRD) y otros tantos del Revolucionario Institucional (PRI); tres de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y también de Acción Nacional (PAN); uno más del Verde Ecologista de México (PVEM), de Movimiento Ciudadano (MC) y, especifican conteos oficiales, otro más independiente…
A la vista de datos como los mencionados, es dable pensar, entonces, en una suerte de embestida criminal contra aspirantes a cargos locales —alcaldes, regidores y/o legisladores, en particular— por parte de bandas de todo tipo, empeñadas en imponer autoridades “a modo” que les garanticen continuar, sin problemas mayores, con sus ilícitas actividades en una y/o varias regiones determinadas, lo que no cancela en forma alguna el riesgo para muchos miles de personas que compiten por alguno de los más de tres mil 400 cargos de elección en disputa el próximo julio.
Convocar, entonces, a autoridades estatales y federales, incluso a las propias del ámbito electoral, a asumir un papel mucho más activo en la protección de candidatos y sus afines, y en la salvaguarda de infinidad de actos de campaña en que, huelga mencionar, se involucran miles de ciudadanos de manera cotidiana, parece una obviedad… cuando, digámoslo de manera respetuosa, ya deberían haberse diseñado y puesto en marcha toda suerte de protocolos con tal propósito. ¿O no?...
Actuemos ahora todos, antes (de) que (todos) debamos lamentarlo.  

Asteriscos

*Al mediodía de hoy, por cierto, en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, el cardenal emérito Juan Sandoval Íñiguez consagrará a México al Sagrado Corazón de Jesús, en el marco de una ceremonia litúrgica, donde se anuncia que la principal intención no será otra que el retorno de la paz y la seguridad al territorio, y la civilidad a la política. Oportuna iniciativa, sin duda…
*Por su lucha a favor de la vida y su incansable labor en apoyo de las mujeres embarazadas en abandono, la Fundación México-Casa Yoliguani, que preside Tessy Autrey, recibió la medalla al mérito Juan Pablo II, que otorga el Pontificio Instituto para la Familia que, precisamente, lleva el nombre del expontífice santo…
*Miércoles y jueves, convocados por la Coparmex, de Gustavo de Hoyos, los presidenciables escenificarán otra de las pasarelas, a que parece se quiere reducir la campaña: La independiente-panista, Margarita Zavala; el perredista-frentista, Ricardo Anaya; Jaime Rodríguez, El Bronco; el moreno Andrés Manuel López Obrador, y al cierre, el priista José Antonio Meade...

Veámonos aquí mañana, con otro asunto De naturaleza política.