De Naturaleza Política

Enrique Aranda

 

Pelean por despojos del PAN…

 

Como si algo hiciera falta (aún) para evidenciar la profunda división y encono prevaleciente al interior de Acción Nacional y de la encarnizada “guerra” por sus despojos que será librada, se libra ya, entre quienes se sienten con derecho a los mismos, doce horas escasas antes de la apertura de las casillas del más importante y, sin duda, trascendente proceso electoral nacional, su dirigencia en turno se encargó de ofrecerla…
Al mediodía del sábado, efectivamente, la Comisión de Orden y Justicia Intrapartidista del blanquiazul, que coordina el sinaloense Carlos Castaños Valenzuela —diputado local ahora con licencia, federal plurinominal, a partir del 1 de septiembre, y desde marzo, coordinador de la campaña presidencial de Por México al Frente en la primera circunscripción de Baja California, Baja California Sur, Sonora, Nayarit, Jalisco, Durango, Chihuahua y su natal Sinaloa—, formalizó la expulsión de las filas del partido de los senadores Ernesto Cordero Arroyo y Jorge Luis Lavalle Maury y de la exdiputada federal Eufrosina Cruz Mendoza.
Mientras que los dos legisladores considerados “rebeldes”, por rechazar plegarse a “la línea” dictada desde el búnker azul de Coyoacán en la realización de su trabajo en la Cámara alta, primero, y más recientemente, por oponerse a apoyar la candidatura presidencial de Ricardo Anaya Cortés —el exsecretario de Hacienda, Cordero, se pronunció, incluso, por el priista José Antonio Meade Kuribreña—, la exdiputada de extracción indígena lo fue por sumarse entonces a la ¿ex? panista Margarita Zavala Gómez del Campo en la búsqueda de la candidatura presidencial de su partido y luego en su infructuosa campaña como candidata independiente.
Razones, pues, para ser expulsados existían. Apoyaron a candidatos de partidos distintos —como en Jalisco o Nuevo León, por sólo citar dos casos relevantes y muy recientes, lo han hecho otros de sus dirigentes, su dueño incluido— y en razón de ello, perdieron ipso facto el derecho a militar en las filas del otrora partido de la gente decente.
Ni se les notificó ni se les escuchó, y esto es un asunto que abrirá la puerta a la impugnación de la decisión por vía judicial, pero, dejemos claro, esto no es lo realmente importante…
…Lo verdaderamente relevante del asunto es que el mismo constituye la primera y directa embestida de quienes en Acción Nacional controla Anaya Cortés, en contra de los que, en opinión del queretano —“quien, por cierto, sabe de lo que habla”—  pretenden hacerse con el partido “sin tener los principios que nosotros sí tenemos…”; los que, al igual que los expulsados —siete gobernadores en funciones, entre otros muchos, muchísimos liderazgos ahora “hechos a un lado”— aprovechan cuanta oportunidad se les ofrece para empujar la idea de que, apenas pasada la trascendental jornada electoral, hay que iniciar la “reconstrucción del PAN… de lo que queda”, tras la desafortunada alianza con sus otrora enemigos de PRD y MC.
Ahora que, vale decir, esta guerra apenas comienza…

Asteriscos

*Un personaje del que mucho se habló en el proceso fue Marcelo Ebrard Casaubón, aunque, a decir verdad, pocos saben que es en Jalisco donde él se juega su futuro político. Ahí, junto con Salvador Guerrero, ha realizado una operación de gran calado en apoyo del moreno Carlos Lomelí, quien, tras enderezar duras críticas por corrupción contra el naranja Enrique Alfaro, vio crecer significativamente sus posibilidades…  
* Premio nacional, por cierto, no, ¡galáctico!, a la incongruencia para Paco Ignacio Taibo II, quien, tras su estúpido reclamo a Andrés Manuel López Obrador de expropiar las empresas de cuanto empresario se oponga a su proyecto político (populista), fue exhibido departiendo con su familia ¡en el más exclusivo restaurante de Las Brisas!, en Acapulco…   
Veámonos aquí mañana, con otro asunto De naturaleza política.