Opinión

Fulgencio Ramírez Lozano

 

*Se le hace engrudo el atole al PRD
*Si no remedian la situación, perderán

 

El presente proceso electoral se está convirtiendo en una ‘prueba de fuego’ para el dirigente nacional del PRD, Manuel Granados Covarrubias, pues en diversos estados del país están surgiendo reclamos respecto a la selección de sus candidatos a senadores, a diputados y a presidentes municipales. En Acapulco, Guerreo, no es la excepción, y la encuesta para definir al abanderado para la alcaldía prácticamente se ’cayo’, pues ya hubo visos de que está amañada y selectiva.
Este domingo, un día antes de que se den a conocer de manera oficial los resultados de la encuesta que encargó el CEN del PRD para elegir a su ‘gallo’, entre los pretensos: David Jiménez Rumbo, Ilich Augusto Lozano Herrera, Víctor Aguirre Alcaide, Marco Antonio Terán Porcayo, Joaquín Badillo Escamilla, Ramón Almonte Borga y Francisco Torres Miranda, el ex síndico Lozano Herrera la descalificó, pues afirma que solo se tomó en cuenta a cuatro precandidatos, y a él se le excluyó.
En conferencia de prensa citada a las 15: horas (convocada una hora antes), el precandidato perredista se dijo inconforme porque la empresa encuestadora Mendoza Blanco y Asociados (MEBA) no tomó en cuenta los nombres de Ramón Almonte, de Francisco Torres y el de él.
“De manera categórica señalo que no estamos de acuerdo con la encuesta amañada que realiza la dirigencia nacional; no culpo a los encuestadores, pues ellos solo hacen su chamba”, dijo Ilich Augusto mientras mostraba a los representantes de los distintos medios de comunicación formatos de la medición, que personal de su equipo de campaña quitó a los empleados de MEBA en la colonia La Máquina, horas antes.
Aunque en ningún momento señaló que renunciaría al partido, preciso que con este tipo de acciones “la dirigencia nacional está haciendo todo para expulsarnos; no me quiero ir del PRD, pues tengo una militancia de 20 años”. Exigió que el PRD nacional recomponga las cosas, pues de lo contrario, está apostándole a perder, pues la CODUC, organización social que lo apoya, si lo excluyen, no apoyará la causa perredista.
Indicó que tiene una medición de las preferencias del electorado perredista, y él está a la cabeza y, por ende, con muchas posibilidades de lograr, primero, la candidatura, y posteriormente, la presidencia municipal de Acapulco. Pero sentenció: "Que nos digan de una vez, que nos diga la dirigencia nacional si cree que el partido puede ganar la constitucional sin Ilich Lozano".
Cabe mencionar que, en la conferencia, acudieron alrededor de 20 líderes perredistas para apoyar su postura y gritar consignas a favor de Ilich Lozano
Así pues, Ilich y la CODUC están con un pie afuera del PRD, y solamente le corresponde a la dirigencia nacional arreglar el caos que ella misma creo.

Lo anterior demuestra que el proceso de selección de candidatos se ha vuelto una ‘papa caliente’ al CEN del PRD. La pregunta es ¿Podrán solucionar el conflicto y lograr la tan anhelada unidad, o simplemente perderá (la presidencia municipal de Acapulco) en la mesa, como en el futbol?