Despejar

Misael Tamayo Núñez

 

Los tres principales partidos políticos celebraron el domingo su consejo político nacional, en el que definieron y/o ratificaron a los candidatos a diputados, senadores y, desde luego, a presidente de la República.
Sin mayores sorpresas, los consejeros nacionales avalaron asuntos que ya se habían decidido previamente, el seno de sus comités y comisiones, pues la mayoría de esos cargos fueron definidos por unidad.
Las pocas novedades que podemos observar a escala nacional son, por ejemplo, la inclusión de Nestora Salgado como parte de la fórmula al Senado de la República por Guerrero, acompañando a Félix Salgado Macedonio, por Morena.
Desde su liberación en marzo de 2016, la comandanta de la CRAC-PC en Olinalá se ausentó del país. De hecho, se dijo que esa fue una de las condiciones para sacarla de los penales de alta seguridad en donde la tenían recluida, acusada de delitos graves como secuestro agravado, entre otros de seguridad nacional.
Nestora debe estarse afilando las uñas, porque como diputado federal del PRI por el distrito 05, que incluye municipios de la Montaña y Costa Chiva, va precisamente el alcalde de Olinalá, Eusebio González, uno de los que contribuyó a su encarcelamiento en el año 2003, sin considerar que se trataba de una figura de autoridad comunitaria, avalada por la CRAC-PC.
Esta organización, de hecho, lleva mano en la elección local, pues el asesor permanente de la CRAC-PC, está buscando un espacio en la elección local del municipio matriz, San Luis Acatlán, como síndico, por Morena.
Se observa una tendencia general de los comunitarios por el partido lópezobradorista, por lo cual es fácil determinar que toda la franja Montaña-Costa Chica, donde tiene presencia la CRAC-PC en los municipios de ese corredor, el voto de los pueblos se inclinará por el Morena, salvo el voto duro de los demás partidos.
¿Qué está sucediendo con la CRAC-PC, que ahora está buscando cargos de elección popular? Al parecer ya entendieron que es la única vía de hacer que avancen sus propuestas. Sobre todo tuvieron una mala experiencia con la Ley 701, promulgada por el gobierno de Zeferino Torreblanca, pero que el gobierno de Héctor Astudillo está buscando modificar. Es hora de que el proyecto sigue atorado en el Congreso local, sencillamente porque ningún partido se ocupó del asunto, y los líderes de la CRAC se han quejado en repetidas ocasiones de que primero, son ignorantes de los procesos de organización y desarrollo de los pueblos indígenas. Segundo, no les interesa este sector, que está vulnerable y susceptible para que en 2021, la elección por usos y costumbres indígenas que en julio próximo se ensayará en Ayutla, se generalice por la Montaña y Costa Chica, así como en los pueblos del centro del estado.
Siguiendo con Morena, este domingo Andrés Manuel López Obrador rindió protesta como candidato a la Presidencia de la República por Morena, y prometió que terminará con la corrupción. "No vamos a traicionar al pueblo de México. Estoy consciente de mi responsabilidad histórica, quiero ser recordado como un buen presidente", dijo AMLO, ante delegados de Morena que lo eligieron como su abanderado. Agregó: "Soy terco, necio, obcecado, perseverante, con esta misma convicción actuaré como presidente de la República. Con terquedad, con necedad y con perseverancia voy a acabar con la corrupción".
El PRI hizo lo mismo y José Antonio Meade se convirtió de manera oficial en el candidato tricolor a la Presidencia de la República, la primera vez que alguien que no es militante logra esa hazaña. Durante su discurso, el ex secretario de Hacienda prometió que durante la campaña se hará un Registro Nacional de Necesidades, donde cada persona podrá decir qué necesita en educación, movilidad, empleo o seguridad. “En mi gobierno quien tenga la necesidad de poner un negocio tendrá respaldo financiero, para quien su prioridad sea la movilidad tendrá apoyo para su transporte. Para quien tenga alguna discapacidad tendrá accesibilidad e inclusión. Para los pueblos indígenas habrá apoyo para su cultura milenaria. Los adultos mayores tendrán apoyo para su medicinas”, explicó.
Pero el discurso más contundente fue el de Ricardo Anaya, quien ayer fue investido como candidato a la presidencia por la coalición Por México al Frente: “Estoy listo para ser Presidente y para que juntos logremos el cambio que hoy México necesita”, dijo. “No quiero ser el candidato de la mediocridad quiero ser el Presidente que encabece un cambio con rumbo y con inteligencia”, insistió.