w

Profesores y padres de familia toman la Secundaria Otilio Montaño, en Copala

 

 

IVÁN CALLEJA
COPALA, GRO.


La mañana de ayer, el comité de padres de familias, el comité de consejo de participación social y personal docente de la Escuela Secundaria Otilio Montaño, de Copala, tomaron las instalaciones y denunciaron irregularidades del subdirector Alberto Castellanos Meza.  
Con pancartas en mano, alrededor de las 7:30 de la mañana, hora de entrada a clases, los inconformes se instalaron en la entrada de la escuela, la cual cerraron con cadena y candado para evitar el acceso, para de esa manera pronunciarse en paro indefinido.
Al ser cuestionados sobre el motivo del paro de labores que afecta a gran número de alumnos, los manifestantes mencionaron que piden la destitución del profesor Alberto Castellanos Meza, quien anteriormente había sido comisionado para ocupar la dirección y subdirección por parte de Melitón López Peralta, quien era el supervisor de esta zona.
Señalaron que a Alberto Castellanos Meza le falta liderazgo con la base trabajadora, y a quien también le señalan por abuso de autoridad con algunos trabajadores, ya que existen grupos políticos en la institución, y que “desafortunadamente no ha mostrado ser parejo, hay compañeros que llegan a la hora que quieren y se van a la hora que quieren y no pasa nada; también hay algunos que le da el poder de firmar la libreta de asistencia y no hay problema. Mientras que a nosotros nos hace firmar los permisos o en su defecto nos ponen falta, por ello el desacuerdo que hay entre ambas partes”, señalaron.
Expusieron que Castellano Meza no permitió la entrada a una maestra idónea que procedía de la secundaria Miguel Hidalgo, de Cruz Grande, para cubrir unas horas de ciencias que estaban vacantes.
“Cuando se presentó la maestra, el profesor Alberto Castellanos le impide la llegada, diciéndole que la base trabajadora estaba molesta con ella porque ya había una maestra que iba a cubrir las horas que estaban vacantes. Cuando la maestra se retira de la escuela, Alberto Castellanos benefició a su esposa Briseida Muñoz Saligán”, dijeron.
Así mismo, mencionaron que de la institución han desaparecido diversos accesorios como una soldadora, un aire acondicionado, tubo de cobre, Tablet, malla ciclónica, entre otras cosas, de las cuales dicen no se sabe el paradero, y que Alberto Castellanos nunca inició una demanda para que las autoridades competentes hicieron una investigación, “son unas de las cuestiones que nosotros como maestros estamos inconformes”.
Por lo anterior, dijeron que pusieron en conocimiento al delegado de Servicios Educativos de la región con sede en Cruz Grande, Mario Rosario Beltrán, y a la secretaria Blanca Lilia, donde se llevó a cabo una mesa de trabajo de las anomalías que se registraron en la institución, llegando a un acuerdo verbal, donde se define que Alberto Castellanos Meza quedaría congelado y sin función, ya que no cuenta con sello.
“Nosotros lo desconocemos como subdirector de la escuela”.
Dijeron que las construcciones que se han realizado en la institución son de mala calidad y no se han terminado al cien por ciento.
“No tan sólo se le está atribuyendo a Alberto Castellanos las inconformidades que tienen que ver con la cuestión laboral, sino también con los alumnos, a quienes ha atropellado, y por qué no decirlo, pisoteados, un daño irreversible, sicológico, que pues de alguna forma va a perjudicar a estos niños. Sucedieron  varias situaciones, una de las más rescatable y pronunciadas en la escuela fue el día 25 de agosto del año pasado, el señor (Alberto Castellanos) se atrevió a suspender al niño de nuevo ingreso Xavier Alejandro Lorenzo, quien cursaba el primero “F” por participar en una riña, pero esa no era la manera de actuar del subdirector”.
Siguieron diciendo: “Otra de las cosas que pasó el año pasado es que la maestra Briseida Saligán Muñoz se tomó el atrevimiento de cambiar de grupo a un alumno de nombre Luis Adrián Padilla Parra sin el consentimiento del profesor, justificando porque el alumno era rebelde; incluso ella era asesora del grupo dónde iba este alumno y como asesor debería buscar la manera viable para que el alumno se integre. También sucedió que ella suspendió al alumno Luis Alberto Pérez Narciso del tercer grado, tomándose atribuciones que a ella no le corresponden”, señalaron.

Los maestros inconformes dieron a conocer que desde ese momento dejaban de permanecer al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y se integrarían a la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG).