Continúa paro de maestros del Sector 23 de Educación Indígena

375

MIGUEL ÁNGEL SANTOS

OMETEPEC, GRO.

Ante la muerte de dos maestros en Rancho Viejo hace un mes, 12 primarias, un preescolar, un telebachillerato, una telesecundaria y el centro de salud de esa comunidad, continúan con la suspensión de labores, debido al clima de violencia e inseguridad que se vive en esas poblaciones y durante el trayecto.

El paro de labores escolares está afectando a mil 700 alumnos de primaria, sin contar a los alumnos de las otras instituciones, además los habitantes de Rancho Viejo llevan un mes sin personal médico en su localidad.

Por lo cual hubo una reunión en la Delegación de Gobernación en Ometepec, en donde estuvieron presentes el delegado de Gobernación, Germán Herrera Clemente, Óscar Velasco Ambrosio, delegado del Gobierno, María Ofelia Argüello Lagos, delegada regional de la Comisión de Derechos Humanos, Jorge Florentino Solano, inspector de la Policía Estatal, Delfino García Martínez, delegado de SAICA, Gustavo Cruz Zárate coordinador de Servicios Médicos y representante de Macario Navarrete Chávez, jefe de la Jurisdicción Sanitaria 06 de la Costa Chica, Manuel Castañeda Ramírez, secretario de Educación y Desarrollo Sustentable de la Sección 14 del SNTE, Rubén Zavala Salazar, director de Seguridad Pública de Tlacoachistlahuaca, y Pablo Evaristo Cariño, director municipal de Educación, quienes atendieron a los cerca de 50 maestros entre los que se contaban los 13 directores, la titular del sector 023 de Educación Indígena, Luisa Bautista Juárez, Maurilio Grandeño Vivar, supervisor de la Zona Escolar 050 con sede en San Pedro Cuitlapa, y Hermelindo García Peñafort, supervisor de la Zona Escolar 96 con sede en Rancho Viejo.

En el tema del personal que labora en el Centro de Salud de Rancho Viejo, el representante de la Jurisdicción, Everardo Cruz Zarate, confirmó que no se estaba dando servicio a la población, después de los hechos violentos donde perdieron la vida dos maestros, reubicando temporalmente al personal de salud en la cabecera municipal de Tlacoachistlahuaca.

“De momento el personal de Salud no está laborando en Rancho Viejo, mientras el ayuntamiento no garantice la seguridad en el lugar, mientras una brigada de salud sea la responsable de dar atención médica a la población un día a la semana”.

Ese fue su compromiso en la reunión con los maestros y la gente de Rancho Viejo, resaltando que las otras unidades médicas establecidas en El Coyul, San Pedro Cuitlapa, Jicayán, San Pedro, Las Minas y Huehuetónoc, continúan laborando de manera normal.

Al abordar el tema de seguridad, la mayoría de las maestras y maestros coincidieron que en sus comunidades existe un clima de violencia e inseguridad, en donde en pleno día andan personas armadas en el pueblo tirando balazos, y que en algunas ocasiones llegan a descargar sus armas en la puerta del salón de clases, generando mucho pánico y temor en los niños y los docentes, “los comisarios del lugar son rebasados al no tener el respaldo del ayuntamiento y las demás instancias de seguridad”.

También durante el trayecto a sus comunidades se han suscitados múltiples asaltos en el camino.

Por lo cual, una de las peticiones es la instalación de tres módulos de seguridad, uno que se establezca en la comunidad de Rancho Viejo, el otro en el entronque de Tierra Blanca, y el otro en el de La Guadalupe, además que las autoridades suban a las comunidades para darles pláticas de concientización a los pobladores, de que las armas deben de registrarse y conozcan el reglamento del uso de armas de fuego.

Al tomar la palabra Rubén Zavala Salazar, director de Seguridad Pública de Tlacoachistlahuaca, se comprometió a realizar recorridos, a pesar que los trayectos son muy largos, además convocará a los comisarios para que la población le permita a los policías realizar su trabajo.

Resaltó que durante estos primeros 100 días de gobierno municipal nunca se tuvo una queja o denuncia de los pobladores, y que por lo pronto su compromiso será realizar recorridos en lo que autorizan los módulos.

En este punto coincidió con el representante de la Policía Estatal, Jorge Florentino Solano, quien se comprometió a iniciar recorridos por Rancho Viejo, informando que tiene a su cargo toda la región de la Costa Chica, que la integran 15 municipios, desde San Marcos, Cuajinicuilapa y todos los demás, por lo que debe hacer presencia en todos lados, y que por lo pronto va a diseñar una estrategia con el personal del Ejército y la Fiscalía, esa sería la solución por el momento que ofreció a los maestros.

Los maestros reclamaron la ausencia del fiscal y la falta de seriedad e importancia por parte de las autoridades educativas.

Más tarde, vía telefónica se logró comunicar con el delegado de Servicios Escolares, Mario Rosario Beltrán, en la que dio a conocer que se autorizaban 20 recursos para el Sector 023, de los cuales 14 serán para nivel primaria y 6 para preescolar.

Al final, los maestros del Sector 023 de Educación Indígena determinaron de manera unánime continuar con el paro de labores, solicitando para el lunes una nueva mesa de trabajo con autoridades educativas.