Engañaron a vecina en demanda contra el ayuntamiento de San Luis Acatlán

1466

*Fátima Moctezuma Balbuena, quien ni siquiera es comerciante, dijo que su ex patrona Yaneth de los Santos Oropeza la hizo firmar un documento en blanco y entregar su credencial de elector bajo engaños, para sustentar la demanda contra el ayuntamiento de San Luis Acatlán

*Agregó que así como su caso hay varios más que no son comerciantes y fueron registrados en la demanda interpuesta en contra de funcionarios del ayuntamiento sanluisteco

*La quejosa se desistió de la demanda e interpondrá una denuncia ante el Ministerio Público por abuso de confianza y daño moral, en contra de Yaneth de los Santos

YONATHAN BAUTISTA

SAN LUIS ACATLÁN, GRO.

Por abuso de confianza y daño moral, la señora Fátima Moctezuma Balbuena, vecina de San Luis Acatlán, denunció que una de las comerciantes desalojados del zócalo municipal, hizo uso de su firma y credencial del IFE para demandar al ayuntamiento, sin su autorización.

En entrevista con este medio, la señora Fátima Moctezuma señaló: “Quiero denunciar a la señora Yaneth de los Santos Oropeza porque me engañó haciéndome firmar documentos en blanco para un supuesto proyecto, y el el día de hoy me vengo enterando que esta señora utilizó mi firma y mi copia de la credencial de elector para demandar al ayuntamiento municipal, cosa que niego rotundamente, yo no tengo nada en contra del ayuntamiento ni de los funcionarios que allí laboran, porque no se me ha afectado en nada, yo ni siquiera soy comerciante”.

_¿Cómo es que usted se enteró de esto?

_Me enteré porque la directora de Comercio y Abasto, la señora Alejandra, quien es mi amiga, me preguntó la razón por la cual yo estaba demandando al ayuntamiento si yo no soy comerciante. Esto obviamente me sorprendió y le dije que no sabía nada sobre esa supuesta demanda. Ya investigando más a fondo, me entero de que la señora Yaneth de los Santos Oropeza utilizó una copia de mi credencial de elector y un documento que yo le firmé con la excusa de papeleo para un proyecto.

_¿Cómo es que conoce usted a la señora Yaneth?

_Por qué yo le iba a  ayudar a vender en su puesto, el cual ella tenía a la altura de la pileta, a un costado de la entrada de la iglesia San Luis Rey.

_¿Va a proceder de manera legal en contra de ella?

_Sí claro que sí; de momento le voy hacer entrega de un desistimiento a las autoridades del ayuntamiento municipal y posteriormente me trasladaré a la Agencia del Ministerio Público para poner una demanda en contra de la señora Yaneth de los Santos Oropeza, por daño moral. La verdad que no es justo esto que me hizo, no se vale que me esté metiendo en problemas.

_¿Qué está haciendo para desistirse de esta denuncia?

_El día de hoy miércoles le haré entrega al ayuntamiento de una copia del desistimiento sobre esa lista de demandantes donde aparezco registrada, la cual ya entregué al licenciado Jaime Silva Sánchez, quien es encargado de la delegación regional en la Costa Chica de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero con sede en Ometepec.

_¿Es usted la única persona afectada por este abuso de confianza o hay más en la lista que usted tiene?

_Tengo entendido que así como mi caso están otros más. Yo veo aquí gente que no es comerciante, pero son familiares y amigos de ellos. Yo los invito a que no se dejen manipular por terceros, siendo que únicamente se estarán metiendo en problemas gracias al orgullo y terquedad de algunos cuantos. Las autoridades municipales les asignaron a todos y cada uno de ellos sus locales, de acuerdo a lo que venden, ya que el mercado está distribuido por diferentes áreas, pero ellos las desprecian cuando hay tanta gente que quisiera esa oportunidad.

_¿Algo que desee agregar?

_Quiero hacer un llamado a las autoridades municipales para primeramente pedirles una disculpa por esta situación. La verdad no tengo nada que ver.

Por otra parte, fuentes de información de este medio señalaron que la señora Yaneth de los Santos Oropeza tiene asignado su local con el número 33 del área de comida en el mercado, al igual que su mamá, la señora Octaviana Oropeza Agustín, espacios que hasta el momento no están siendo utilizados.

En igual situación se encuentran los locales del grupo de comerciantes renuentes a reubicarse, pues cada uno de ellos cuenta con su local en el interior de mercado municipal.