Lanzan huevos al Congreso de Guerrero

242

*Maestros protestan contra la Reforma Educativa de AMLO y advierten que cerrarán “con broche de oro”, las movilizaciones en el marco del Día del Maestro

JONATHAN CUEVAS

CHILPANCINGO, GRO.

Como estaba previsto, maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) llegaron al Congreso del Estado para protestar contra la Reforma Educativa que aprobaron el pasado martes por mayoría de votos, los diputados.

Los maestros disidentes lanzaron huevos a las instalaciones del poder legislativo y quemaron dos urnas que representaban la reforma educativa y a la Cámara de Diputados, advirtiendo que este vienes cerrarán sus  movilizaciones “con broche de oro”, sin especificar qué acciones realizarán.

En el inmueble sólo se observó a personal de seguridad del Congreso, luego de que las actividades labores fueron suspendidas este jueves y viernes, ante las movilizaciones que se tenían previstas por parte de la CETEG.

Pese a que diputados locales solicitaron al Gobierno del Estado seguridad preventiva en el perímetro del edificio legislativo, no se observó a ningún elemento de seguridad pública durante la protesta de los maestros disidentes.

Fueron aproximadamente 500 maestros los que marcharon en la capital del estado como parte de las movilizaciones que llevan a cabo por el paro de 72 horas convocado por la CNTE, el cual inició el miércoles.

En su mensaje, antes de lanzar los huevos al inmueble, el Secretario General de la CETEG, Arcángel Ramírez Perulero reclamó que los diputados locales, principalmente la bancada de Morena, aprobaron la minuta de la reforma educativa sin antes discutir las propuestas del magisterio disidente.

Asimismo, reprocharon que se hayan suspendido las labores este jueves y viernes, en lugar de abrirles las puertas para escuchar sus protestas.

Cuando lanzaban los huevos a la sede legislativa, los maestros gritaban: “Esto le faltó a los diputados con la reforma educativa”.

Después quemaron dos urnas que representaban la reforma educativa y la Cámara de Diputados.

Con ello, los cetegistas exigieron que se defienda la educación pública ahora a través de las leyes secundarias.

Al culminar su mitin, los maestros se retiraron del Congreso y se dirigieron a su base sindical, señalando que este vienes regresarían y cerrarían “con broche de oro” sus protestas enmarcadas en la conmemoración del “Día del Maestro”.