Marquelia será sede del taller regional para catequistas: Jesús Nava

66

* El párroco Jesús Nava López también destacó que está en proyecto la construcción de un nuevo templo

PATRICIA GARCÍA DÁMASO

MARQUELIA, GRO.

Por tercer año consecutivo, la parroquia Santo Niño de Atocha de Marquelia, será sede del taller para catequistas de la región Costa Chica, el cual se va realizará del primero al 29 de junio, informó Jesús Nava López, párroco de este lugar.

“Además de las actividades que de ordinario tenemos, los grupos, las celebraciones, la hora santa en junio, todos los fines de semana va a iniciar la capacitación para catequistas de la región Costa Chica que organiza el equipo diocesano de catequesis, y nosotros vamos a ser la sede de todos los catequistas de la Costa Chica”.

El lema será Formar para Formar. La intención es “que los catequistas vengan, se preparen, y eso que han aprendido lo reproduzcan en sus comunidades, y un proceso formativo que se tiene con los catequistas, ya es el tercer año que se organiza en Marquelia junto con la Dimensión de Catequesis a nivel diocesano, y aquí vamos a estar llenos de catequistas desde el primero de junio hasta el 29 de junio, el último fin de semana donde nuestro arzobispo vendrá para realizar la misa de clausura”.

Explicó que la preparación de los catequistas es de tres niveles: “Desde los que nunca han sido catequistas, hasta los que ya van avanzados. Este sería el último verano de la primera generación, porque son tres veranos de capacitación. Esta experiencia inició porque se hacía un mes en Acapulco, pero era muy complicado para la región Costa Chica moverse y estar un mes en Acapulco, por lo que se ha adaptado esa experiencia a fines de semana en la Costa Chica y ha sido enriquecedor”.

La finalidad del taller para catequistas es que sean mejores evangelizadores, “no basta la buena voluntad, es necesario tener las herramientas básicas para poder trasmitir el Evangelio a lo largo de la Biblia, de la historia de la iglesia vemos cómo se han ido formando, se ha ido estructurando la iglesia para poder compartir el Evangelio, entonces esa es la intención, que tengan las herramientas necesarias para que los niños se enamoren de Dios”.

Además informó que a inicio de junio es la visita pastoral del arzobispo. “El arzobispo visita una vez al año todas las parroquias para motivar, ver el caminar de la parroquia que ya conoce físicamente, ya lo hizo en su primer año, ahora quiere ver cómo vamos caminando, quiere ver qué tanto estamos viviendo en las parroquias, las directrices que él nos ha dado desde que llegó, ha insistido mucho en una catequesis progresiva, en el trabajo con las familias, con los jóvenes, y en el trabajo por la paz, y nunca ha quitado el dedo del renglón del cuidado del medio ambiente, todos esos aspectos son las directrices que él nos da a nosotros en las reuniones”.

Nuevo templo

Por otra parte, dio a conocer los avances que lleva la construcción de un nuevo templo:

“Estamos en pañales todavía, como primer punto encuestamos a la ciudadanía, la mayoría apunta a construir nuevo templo, eso no es titánico pero sí un poco complicado, estamos en ese proceso, se ha pedido ayuda al diputado federal Rubén Cayetano García, se ha pedido apoyo al Gobierno del Estado a través de la señora Mercedes Calvo de Astudillo, contamos con el respaldo de gente de Marquelia que se ha puesto a disposición; el presidente Javier Adame lo prometió desde campaña, contamos también con el apoyo de Lincer Clemente”

Continuó: “Además de esos respaldos necesitamos el apoyo de Marquelia, ahora se está elaborando un proyecto, donde se contempla que la construcción sea con material de la región, que sea ventilado el templo, y que no sea muy costoso, ni la construcción ni el mantenimiento, para que eso ayude a minorar los costos.

Ya se tenía un proyecto, pero era muy costosos. “Yo dije vamos a hacer ese, ya está el trabajo y hay que terminarlo, pero era muy caro porque eran trabes, estructuras, que ni tan siquiera en la Ciudad de México venden, hay que traerlas de Monterrey y era muy ambicioso. El proyecto era de tres niveles con estacionamiento subterráneo, templo y salones, era abarcar 30 por 32 metros que es lo que mide el terreno, entonces no queremos tanto, será más pequeño y sencillo, también dependiendo del apoyo, si no es mucho por lo menos lo ampliaremos y tendremos un templo digno, pero el sueño de todos los católicos de Marquelia es tener un templo nuevo”.

Finalmente pidió a la comunidad de Marquelia unirse en la fe, “Todos creemos en Dios, no solamente los católicos, ver las cosas buenas de la vida que Dios nos concede. A cuidar el medio ambiente, no nos ha tocado sufrir tanto como en otras partes, pero debemos de cuidar la naturaleza que Dios nos ha dado, el ambiente, los animales… que busquemos el bienestar”.