Padres de Cuajinicuilapa impiden nuevamente acceso a docentes de secundaria

756

*Pedro Hernández Hernández, director general de Educación Secundaria de la Secretaría de Educación Guerrero dijo que de continuar esta actitud de algunos padres de familia, la escuela podría llegar a cerrar

DAVID BRACAMONTES

CUAJINICUILAPA

Pedro Hernández Hernández, director general de Educación Secundaria de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), encabezó la comisión de funcionarios para reinstalar a los maestro paristas de la escuela secundaria Adolfo López Mateo pero no lograron su objetivo.

Al menos una docena de padres de familia impidió que desde las 7:00 de la mañana entraran a la escuela, acompañados por personal de los servicios regionales, de la supervisión escolar y del jurídico de la SEG.

El funcionario estatal fue impedido por los padres de familia que estaban al interior del plantel desde mucho tiempo antes de la hora de entrada, y que sólo permitían la entrada a alumnos y no al personal de la SEG.

Hernández Hernández trató en vano de razonar con los inconformes, nunca aceptaron su petición para que se permitiera la entrada al personal de docentes y administrativos, a pesar de que dicha acción era en cumplimiento a una disposición de autoridades competentes.

Pedro Hernández dijo que la Secretaría de Educación Guerrero estaba tratando de cumplir con su obligación de atender la educación de los alumnos que han estado sufriendo el conflicto interno de la secundaria técnica, por lo que lamentó la actitud de quienes no permitieron la entrada al centro de trabajo.

Un padre de familia del grupo de los inconformes, identificado como Mario Julio Oliv,a propuso que se hiciera una mesa de diálogo para establecer una comisión de armonía, pero esto fue rechazado por sus compañero, diciendo que el diálogo se había agotado.

Los padres que impidieron la entrada a la escuela, aseguran que el asunto no se atendió con anterioridad, pero se les aclaró que en los últimos dos mes se había visitado la  institución en seis ocasiones para destrabar el conflicto y que los alumnos recibieran clases con regularidad.

Cuando subieron de tono las reclamaciones, los funcionarias de la SEG dijeron que se iban a retirar del lugar, y subrayaron que quienes impidieron la entrada no son los dueños de la escuela, y que quedara constancia pública de que la SEG busca la normalidad de las clases para que los alumnos no salgan perjudicados, y que son los padres inconformes quienes no les permiten restablecer el orden en la institución educativa.

A unos pasos de la escuela, Pedro Hernández informó a este medio que la necedad es de algunos padres, y recordó que en la reunión anterior, donde estuvo presente la  subsecretaria de Educación Básica, se vio que la mayoría de los padres de familia están de acuerdo con la reinstalación de docentes y administrativos.

Aseguró que se acordó también la aplicación de sanciones y otros compromisos, porque al parecer “Hay una persona que es padre de familia y que vive la escuela que tiene las llaves de entrada y se dirige a los alumnos con el micrófono, mientras que su esposa tiene la cooperativa y por lo que se nota, hay ciertos intereses por parte de algunas personas, lo cual es preocupante.

Aclaró que como autoridades educativa no pueden llegar y quitarlos, pero sí procederán con algunas demandas como debe de ser, porque la escuela es una institución pública, no es una institución privada de los padres.

Agregó que la otra opción, las más extrema, es cerrar esta escuela secundaria técnica y reubicar a los niños en otra institución, y si hay padres de familia que no quieran trasladar a sus hijos a otra escuela, que lo piensen bien porque esta escuela dejaría de funcionar como consecuencia de la cerrazón de algunos padres de familia.

Apuntó que la información la tiene la SEG, y obviamente el gobernador, quienes tomarán la decisión. Dijo como autoridades su intención no es generar conflictos, ni están actuando con  tibieza, por lo que fincarán responsabilidad legales.

Dijo que pedirá a los abogados del Departamento Jurídico de la SEG, generar un documento donde se responsabilice a las personas que están obstruyendo el servicio educativo, y que si le sucede algo a un niño por falta de atención adecuada serán ellos los responsables.

Finalmente dijo que los padres de familia inconformes quieren maestros a modo, y que hay intereses de algunos, con situaciones de capricho y orgullo.