Otro estudiante secuestrado, torturado, asfixiado hasta la muerte en la CdMx

63

*De acuerdo con una de sus primas, Hugo Leonardo Avendaño Chávez, alumno de la Universidad Intercontinental (UIC), fue privado de su libertad aproximadamente a las 13:00 horas del 11 de junio; sin embargo, al igual que con el caso de Norberto Ronquillo, el joven fue encontrado sin vida un día después del plagio

SIEMBARGO

CIUDAD DE MÉXICO

Tres días después de que se localizara el cuerpo de Norberto Ronquillo, estudiante de la Universidad del Pedregal, se da a conocer un nuevo caso similar: se trata de Hugo Leonardo Avendaño Chávez, alumno de la Universidad Intercontinental (UIC) que ayer fue hallado sin vida al interior de su camioneta con signos de tortura y asfixia, luego de que también fuera secuestrado el martes pasado en la Ciudad de México.

“No encuentro las palabras para expresar el dolor que mi familia está pasando en estos momentos, el día martes 11 de junio aproximadamente a las 23:00 horas mi primo Leonardo Avendaño fue privado de su libertad, el día de ayer nos avisaron que lo encontraron sin vida dentro de su camioneta con signos de tortura y asfixia, por si fuera poco, la burocracia hace de las suyas, llevamos horas y horas de trámites y malos tratos, porque no sólo se es víctima una vez, aquí lo eres miles de veces”, publicó una de sus familiares en su perfil de Facebook.

Asimismo, pidió a la comunidad, a los medios de comunicación y a la escuela Universidad Intercontinental que los ayuden a difundir el caso de su primo, ya que Leonardo, consideró, “era un hombre de bien, recién graduado de la maestría en la UIC, hombre devoto que quería dedicar su vida a Dios, era un chico alegre y lleno de vida, con un futuro brillante, futuro truncado de la manera más horrible posible”.

En la publicación, también exige que las autoridades capitalinas hagan su trabajo y la debida investigación; así como el hallazgo de los culpables, con el objetivo de que no sea un número más, y que los dejen cremarlo como era su voluntad.

“Ayer me dijeron que mi primo estaba desaparecido. Toda mi familia estaba tratando de movilizarse para encontrarlo. A las pocas horas me avisaron que fue encontrado sin vida”.

El también seminarista graduado de la maestría en la UIC, de 29 años de edad, fue visto por última vez en la Colonia Aculco de la Alcaldía Iztapalapa, el martes 11 de junio.

De acuerdo con la ficha de búsqueda emitida por la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, el joven vestía ese día un pantalón de color azul, una camisa clara y zapatos negros.