Asesinan a comandante de la UPOEG, su esposa y tres hijos

4638

*En la camioneta fallecieron Víctor Giles Adame, de 40 años de edad, comandante de la Policía Comunitaria de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG)

*Su esposa de nombre Karla Santiago y sus hijos, Yamileth Giles Santiago, de 7 años; Jonathan Giles Santiago, de 14 años de edad

*Otro pequeño de 4 años resultó herido, de nombre Víctor Giles Santiago, el que fue trasladado a un hospital, sin embargo falleció a los pocos minutos en que era atendido por los médicos

AGENCIA IRZA

CHILPANCINGO, GRO.

Tres hermanitos (un niño de 4 años, una niña de 7 y un adolescente de 14), su papá y su mamá murieron acribillados en una emboscada en un vado localizado en un camino de terracería que conduce al punto conocido como El Túnel de la comunidad de Mohoneras, de este municipio de Chilpancingo, lugar de referencia ubicado en la carretera federal México-Acapulco.

Los hechos ocurrieron este miércoles 17 de julio alrededor de las 13:00 horas de este miércoles, informaron las autoridades.

El reporte policiaco indica que la familia se trasladaba en una camioneta marca Jeep tipo Cherokee, color arena, placas HCH-97-17 de Guerrero, cuando fueron emboscados y acribillados por un grupo de sujetos desconocidos desde la parte alta entre árboles y arbustos y desde el frente.

Con base a la información proporcionada por las autoridades en el lugar, en la camioneta fallecieron Víctor Giles Adame, de 40 años de edad, comandante de la Policía Comunitaria de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG); su esposa de nombre Karla Santiago y sus hijos, Yamileth Giles Santiago, de 7 años; Jonathan Giles Santiago, de 14 años de edad, mientras que, su otro pequeño de 4 años resultó herido, de nombre Víctor Giles Santiago, el que fue trasladado a un hospital, sin embargo falleció a los pocos minutos en que era atendido por los médicos.

Tras el ataque, pobladores de Mohoneras y elementos de la Policía Comunitaria de la UPOEG, llegaron al lugar y se llevaron los cuerpos a su domicilio localizado en esa comunidad, a un costado de la carretera federal México-Acapulco, a la altura de donde se encuentra un filtro de seguridad del Ejército Mexicano y, al niño herido a un hospital, donde falleció.

El ataque ocurrió en una zona boscosa localizada a unos 15 minutos de la comunidad de Mohoneras, donde al parecer esta familia tenía un terreno de labor.

Para las 14:30 horas, personal de la Fiscalía General del Estado (FGE), con resguardo de elementos del Ejército Mexicano y policías ministeriales, realizaron las diligencias donde encontraron más de 60 casquillos percutidos de rifles AK-47.

La camioneta presentaba orificios de bala en el cofre, toldo y en la parte derecha, así como en el parabrisas, cristales laterales derechos y en el medallón, además de que tenía ponchada la llanta delantera derecha.

Dentro de la camioneta se pudieron observar manchas de sangre en los asientos y dos muñecas y otros juguetes con los que los niños iban jugando antes de ser asesinados junto con sus padres en la emboscada.

Hasta las 18:00 horas de este miércoles, la camioneta continuaba abandonada en el lugar de la emboscada. Los peritos de la FGE ya se habían retirado.

Intervención

policial

De acuerdo reportes policíacos, alrededor de la 1 de la tarde se escucharon varias detonaciones de arma de fuego a las afueras del poblado, rumbo a los campos de cultivo, por los que varias corporaciones policíacas se trasladaron al lugar.

Los agentes encontraron a varios policías comunitarios de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de (UPOEG), alrededor de una vivienda, en donde confirmaron que una familia había sido asesinada minutos antes.

De acuerdo con las primeras investigaciones, la familia se dirigía hacia Mohoneras a bordo de una camioneta cuando fueron emboscados por hombres armados en un área despoblada.

Familiares de las víctimas trasladaron los cuerpos a una vivienda en Mohoneras, donde se realizaron parte de las investigaciones, mientras que peritos de la Fiscalía General del Estado también realizaron las diligencias en el área donde fueron atacados.

 

Otros

casos

El pasado 19 de junio del 2019, tres policías comunitarios fueron asesinados en El Ocotito, municipio de Chilpancingo, presuntamente a manos de policías ciudadanos de Tlacotepec, y habrían advertido con ingresar a esa zona de Guerrero.

Luego de esas acciones de violencia, registradas el mes pasado, el gobierno del estado dio a conocer que se realizaban acciones de seguridad para resguardar a la población, no obstante nuevamente una familia -relacionada con la UPOEG- fue asesinada.