Actué a petición de la señora Floriana de Jesús: Cohimbre Soriano

60

* El pueblo de Agua Zarca avaló en asamblea la propiedad de la señora Floriana de Jesús

FRANCISCO JAVIER HERNÁNDEZ

JUCHITÁN, GRO.

En el pleno uso de su derecho de réplica, el presidente del comisariado ejidal de Juchitán, Cohimbre Soriano Martínez, aclaró que él actuó a petición de la señora Floriana de Jesús Barragán, quien fue despojada ilegalmente de un predio por su esposo Aniceto Isidoro Feliciano, quien a su vez lo cedió a su hijo Aniceto Isidoro de Jesús.

El presidente del comisariado ejidal aseguró que fue la señora Floriana de Jesús Barragán, quien acudió a la comisaría ejidal a tratar de buscar una solución al conflicto que existe en relación a una propiedad que le fue otorgada por un hermano, pero que lamentablemente su esposo se la adjudicó como propia, en contubernio con sus hijos Aniceto, Marisela y María, todos ellos de apellidos Isidoro de Jesús.

Asimismo, explicó que la propiedad aparece a nombre del señor Aniceto Isidoro de Jesús, quien en el 2005, con ayuda de su hijo Aniceto Isidoro de Jesús y sus hermanas, ante PROCEDE, registró la propiedad a su nombre, sin tomar en cuenta a su esposa Floriana de Jesús Barragán.

Por ello, ahora que la señora le cedió una parte a su hijo Isaías Barragán Díaz, se percataron de la situación que prevalece en torno a esta propiedad, por lo que la señora Floriana solicitó la ayuda a la comisaría ejidal.

“La asamblea se realizó a petición de la señora Floriana de Jesús Barragán, donde alrededor de 800 personas reconocieron a la señora como legitima propietaria del lugar en disputa, uno como autoridad ejidal sólo va a validar y a constatar la legitima propiedad, pues son ellos quienes conocen la verdadera historia de los hechos”.

Cuestionado sobre la forma en que se consiguió la huella del señor Aniceto Isidoro Feliciano explicó, “Fue la señora Floriana quien acompañó a las dos personas que se asignaron para realizar este acto, ella habló con su esposo y le explicó lo que sucedía, el señor cedió y fue su misma esposa quien tomó el dedo de su esposo y puso la huella en el documento, nadie más lo hizo, todo fue con autorización de ella y con el consentimiento de su esposo”.

“Ella le preguntó a su esposo si le iba a dar la donación para su hijo Isaías y él le dijo que sí, ya que Isaías está construyendo una casa, según es para él, pero en verdad la casa es para su madre, para que ella tenga una mejor calidad de vida y durante el tiempo que Dios le preste vida, pero ¿Qué es lo que dice Aniceto, Marisela y Alicia?, que ellos quieren quitarle la casa a Isaías para adjudicársela ellos”.

“Desgraciadamente sus hijos Aniceto, Marisela y Alicia, quieren despojar a la señora Floriana de un patrimonio que le regaló un hermano de ella, es por eso que me solicitó realizar una asamblea con el pueblo de Agua Zarca, por lo que se quejó el señor Aniceto Isidoro de Jesús, creyendo inconveniente dicha reunión, pero la comisaría ejidal y su servidor, el presidente del comisariado ejidal, Cohimbre Soriano Martínez, no ve ningún inconveniente en acudir, presentar, pedir que la gente avale”.

Precisó: “Citamos en tiempo y forma, y avaló todo el pueblo de Agua Zarca, situación que fue respaldada por aproximadamente 800 firmas, avalando como legítima propietaria a la señora Floriana de Jesús Barragán de la propiedad en disputa, ella es la dueña porque se lo cedió su hermano”.

Agregó: “¿Por qué le dio el terreno?, porque su hermano decía que la persona que se juntó con ella en concubinato, no tenía la oportunidad de que le diera un terreno a Floriana, por eso decidió cederle ese terreno para que viviera ahí con sus hijos”.

Aclaró: “En el año 1997 Aniceto Isidoro Feliciano le donó a su hijo Aniceto Isidoro de Jesús la propiedad, avalándolo con un documento, sin embargo, el documento de 1997 es un documento apócrifo, porque lo está avalando el comisario municipal y el encargado ejidal, por lo que ese documento carece de validez y certeza jurídica, ¿Por qué?, porque los documentos que acreditan el ejido deben de ser firmados por el presidente del comisariado ejidal, por el presidente del consejo de vigilancia y los otros tres miembros de la comisaría ejidal”.

“Sin embargo, en el año 2005 entra PROCEDE y esos documentos carecen aún más de validez, esos documentos quedan obsoletos, y es en ese año, a decir de la señora Floriana de Jesús en la reunión celebrada en la cancha municipal, que ella no se dio cuenta que su hijo Aniceto Isidoro de Jesús o su esposo Aniceto Isidoro Feliciano, pusieran el solar a nombre de ellos, es por eso que pidió que avale la reunión lo que ella manifestaba, reconociendo todos los ahí reunidos a la señora Floriana como legítima propietaria, aunque ante PROCEDE, el solar está a nombre de Aniceto Isidoro Feliciano”.

“Yo siempre actué conforme a derecho, nosotros nunca vamos a cometer una arbitrariedad, después de Aniceto Isidoro Feliciano, quien es el titular de acuerdo al acta dura y el plano, quien le sigue es Floriana de Jesús Barragán, cuando ya no esté la señora llegarán Aniceto, Marisela, Alicia y todos los hijos de Floriana, incluido Isaías, ahorita quien tiene el primer lugar es Floriana, quien es la verdadera dueña”.

Al ser cuestionado sobre el cómo se resolverá esta situación explicó: “Lo que tiene que hacer doña Floriana es irse al Registro Público de la Propiedad, por lo que nos avocaremos en hacer los trámites correspondientes ante el Registro Público de la Propiedad, con Sergio Oropeza, para que él dé una constancia en donde acredite que la propiedad, después de Aniceto Isidoro Feliciano, quien se encuentra incapacitado, sea doña Floriana.

Pudieran los hijos por dolo desviar esta situación, pero si la señora Floriana no firma, ninguno de sus hijos puede hacer nada, todo lo que pretendan hacer es sólo con la firma de la señora”.

Aclar: “Honestamente la dueña es doña Floriana de Jesús Barragán, después de Aniceto Isidoro Feliciano, quien se la adjudicó de manera ilegal, sin embargo, después de él, la dueña es doña Floriana”.

“Reconocemos que el actual dueño es o era Aniceto Isidoro Feliciano, como le haya hecho, pero si él dice que quiere ceder la propiedad, como lo hizo, la primera en poder recibir esto es la señora Floriana, y ella es quien podría ceder a sus hijos como mejor lo desee”.

Por último, hizo un exhorto a los hijos de doña Floriana para que respeten el reconocimiento que hay entre padre e hijos, aunque les duela, el primer lugar lo tiene la esposa, doña Floriana, el segundo lugar lo tienen los hijos, tal vez cuando no existan ambos, sus hijos serán los dueños.