Detienen a presunto homicida del músico Lalo Aparicio

258

IVÁN CALLEJA

SAN MARCOS, GRO.

Después de 13 años de evadir la justicia, agentes ministeriales de San Marcos, dieron cumplimiento a una orden de aprehensión en contra de Epifanio Gabino Pérez, como probable responsable del delito de homicidio, en agravio de Gerardo Aparicio Hernández, un reconocido músico de Copala.

Epifanio Gabino Pérez, de 67 años, originario de Chautengo, municipio de Florencio Villarreal, fue detenido alrededor de la 1:20 de la tarde de este lunes 9 de septiembre, en un filtro de seguridad que instalaron los agentes ministeriales en el bulevar de Las Vigas, frente al restaurante Ivonne.

Viajaba en un taxi procedente de Acapulco, donde actualmente tiene su domicilio, y se dirigía a su lugar de origen en la comunidad de Chautengo a visitar a un familiar.

Los agentes ministeriales marcaron el alto al taxi y pidieron a sus ocupantes que se identificaran; de igual modo, los efectivos de la Fiscalía hicieron lo propio.

Al introducir el nombre y los apellidos de cada uno de los pasajeros, resultó que Epifanio Gabino Pérez contaba con una orden de aprehensión con causa penal 19-1/2006, de fecha de 10 de febrero del 2006, girada por el juez mixto de primera instancia del ramo penal del distrito judicial de Allende.

Fue trasladado a la coordinación de zona donde los agentes ministeriales le dieron a conocer sus derechos como detenido, y después de realizar los exámenes médicos fue internado en el Centro de Readaptación Social (Cereso) de Ayutla, quedando a disposición del juez que lo reclama para resolver su situación legal.

 

Antecedentes

El músico Gerardo Aparicio Hernández, “Lalo”, fue contratado para amenizar con su grupo musical “Lalo y sus Teclados” el baile de fin de año en la comunidad de Chautengo, el 31 de diciembre del 2006.

En ese entonces, Epifanio Gabino Pérez, era el comisario de esa comunidad. Cuando el reloj marcó las 00:00, Gabino Pérez disparó su arma de fuego al aire en repetidas ocasiones, como es costumbre para despedir y recibir el año nuevo, pero una bala perdida le dio muerte a Gerardo Aparicio Hernández, por lo que el comisario huyó de la comunidad.