Presentan libro que aborda racismo hacia afrodescendientes en México

42

DGCS INAH

CIUDAD DE MÉXICO

El racismo en México ha sido poco reconocido y estudiado, en particular el que enfrentan las personas, comunidades y pueblos afromexicanos.

La ignorancia, el silencio y la negación de la participación económica, social y cultural de mujeres, hombre y niños de origen africano en la construcción de la sociedad mexicana, son ejemplos de esta situación.

Con base en investigaciones históricas y antropológicas, llevadas a cabo de manera colectiva por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), con apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), se editó el libro “Estudiar el racismo: afrodescendientes en México”, dado a conocer en el XV Coloquio de Africanías, celebrado en la XXX Feria Internacional del Libro de Antropología e Historia.

En la presentación, realizada en el Auditorio Fray Bernardino de Sahagún del Museo Nacional de Antropología, la coordinadora del volumen, la doctora María Elisa Velázquez, explicó que el libro es fruto de un proyecto de investigación de más de cuatro años, realizado en la Coordinación Nacional de Antropología del INAH, en el que participaron alrededor de 12 investigadores, quienes hicieron una especie de genealogía del racismo hacia las personas afrodescendientes en nuestro país.

Indicó que durante la revisión hecha para la creación de la publicación, se evidenció que prácticamente no existe bibliografía que explique y aborde el tema del racismo hacia este sector de la población, por lo que era importante contar con una perspectiva histórica para comprender cuáles eran las causas, los orígenes y las problemáticas relativas a esta discriminación.

“Existe amplia bibliografía sobre este problema hacia las poblaciones indígenas, pero en lo que respecta a los afromexicanos prácticamente es nula la aportación desde la historia y la antropología acerca del tema”, puntualizó Velázquez.

Invitado a presentar el libro, editado por la Coordinación Nacional de Difusión del INAH, Tomás Pérez Vejo, doctor en historia y especialista en racismo y xenofobia, aseguró que se trata de un texto que hacía falta, luego de afirmar que la mexicana es una sociedad obsesionada por el tema de la raza.

“Esta es una sociedad convencida de que no es racista pero continuamente utiliza categorías raciales para analizar la vida social, política y cultural; no se vale, en general, de categorías socioeconómicas, ideológicas o de otro tipo, sino que siempre remite a la raza”, aseveró el también profesor investigador del Posgrado en Historia y Etnohistoria de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH).

Acompañado por los investigadores Rosario Nava, Marco Arce, Gabriela Iturralde y Citlali Quecha Reyna, el historiador explicó que el volumen trata una multiplicidad de temas, de problemas, de perspectivas, por lo que él se centró en lo histórico, que es la veta que conoce.

Destacó el texto Esclavitud, raza y racismo. Reflexiones y debates sobre africanos y afrodescendientes en la historia de México, de María Elisa Velázquez, el cual —dijo— es interesante porque la autora hace una contraposición entre la historia y la memoria.

“En el escrito relata que, en una encuesta realizada en 2010, con motivo de la puesta en escena La controversia de Valladolid, en la Ciudad de México, para saber lo que sabían los asistentes sobre los afrodescendientes en México, 95 por ciento de los entrevistados, personas de cierto nivel cultural, opinaron que los indígenas fueron esclavos y que los negros provenían de Estados Unidos y de Cuba.

“Esa es una visión histórica aberrante. Es un asunto que debe hacernos reflexionar sobre el tipo de historia que ha construido el Estado mexicano. Las memorias colectivas no se construyen de manera espontánea, sino a lo largo de tiempo, a partir de lo que nos van relatando”, sentenció.

Por su parte, el artículo ‘Castas’ como ciudadanos y ‘castas’ viciosas y desarraigadas. Concepciones decimonónicas sobre las poblaciones de origen africano en México, de María Camila Díaz Casas, ahonda en el problema de la Constitución de Cádiz de 1812 —fundamental para los subsecuentes proyectos constitucionales mexicanos—, el racismo y desconocimiento hacia los afrodescendientes.

Díaz analiza los textos Historia de México, de Lucas Alamán, y el Diario histórico de México, de Carlos María de Bustamante, dos relatos fundamentales de la nación mexicana.

“El relato conservador de Lucas Alamán, refiere que México nace con la Conquista; y el de Bustamante afirma que el origen está en el mundo prehispánico y que la Conquista fue un desgraciado paréntesis en el desarrollo de la nación mexicana. Ambos relatos son racistas; el artículo muestra cómo el siglo XIX mexicano fue profundamente racista”, puntualizó.

El libro, dividido en cinco partes, reúne 12 textos, entre los que también destacan: Del blanqueamiento de Quetzalcóatl a la invisibilidad del cuerpo pintado de negro, de Rosario Nava Román; Africanos y afrodescendientes en la literatura mexicana del siglo XIX: de esclavos a mulatos, de mulatos a extranjeros, de José Luis Martínez Maldonado; y Racismo y afrodescendencia en la educación básica de México. Libros de texto nacionales y prácticas docentes locales, de Cristina Masferrer León, entre otros.