Incumplen autoridades educativas con primaria de Carrizalillo

14

* Tras reunirse en la Delegación de Servicios Educativos de la Región Costa Chica, les fue negado el recurso que falta para cubrir el tercer grado

* Aseguran que el supervisor de la zona 116, Jesús Eustorgio Guzmán Bautista, los dejó sin maestra para reubicarla en Tepantitlán, donde el número de matrícula es menor a Carrizalillo

FRANCISCO JAVIER HERNÁNDEZ

CRUZ GRANDE, GRO.

Autoridades educativas no cumplieron con la asignación de un recurso para la escuela primaria “Vicente Guerrero”, ubicada en la localidad de Carrizalillo, municipio de Juchitán, tras el acuerdo pactado con el Jefe del Sector de Educación Primaria 012, Ubaldo Euan Pat.

Padres de familia de esta institución, acudieron este miércoles 9 de octubre a la Coordinación de Servicios Educativos de la Región Costa Chica, donde se reunirían con el titular de esta dependencia, Mario Rosario Beltrán; el Jefe del Sector de Educación Primaria 012, Ubaldo Euan Pat; el supervisor escolar 116, Jesús Eustorgio Guzmán Bautista, así como con Genaro Sánchez Espinoza, Director General de Personal de Educación Guerrero, para la asignación de un recurso para el grupo de tercer año.

Los denunciantes señalaron que a su llegada, Mario Rosario Beltrán y Ubaldo Euan Pat les aseguraron que saldrían de ahí con el recurso asignado para el grupo de tercer año de la escuela primaria “Vicente Guerrero”, sin embargo, todo fue una mentira por parte de estos funcionarios.

“Mire, ellos nos aseguraron y hasta nos felicitaron porque nos iríamos con el recurso para nuestra escuela, eso nos hizo sentir contentos, porque nuestros niños de tercer año regresarían a clases de manera normal, pero sólo nos hicieron tontos, todo lo tenían planeado, dándole el respaldo al supervisor Jesús Eustorgio Guzmán Bautista, quien finalmente es el responsable de toda esta situación al mover el recurso que llegó a la escuela”.

Al ser cuestionados del por qué hacían responsable al supervisor, manifestaron que ellos tenían en su poder el oficio Nº 1.4/E.BASICA/2019/23945 de cambio de adscripción, dirigido a Hilda Elena Silva Guerrero, con filiación SIGH810719HIA.

En dicho documento se dice que en atención a su solicitud y con fundamento en lo dispuesto por el Artículo 41, fracción X, del reglamento interior de la Secretaría de Educación Guerrero, y con base en el dictamen de la Comisión Técnica Estatal de Cambios y Permutas del personal de Educación Primaria, se le notificó que con efectos del 16 de agosto de 2019 dejará de laborar en la escuela primaria “Cuauhtémoc”, de la zona escolar 113, ubicada en la localidad de Jolotichán, municipio de San Luis Acatlán.

Por lo anterior, con su propio recurso y clave presupuestal 11007 1212 00.0 E0281/831532, debería de presentarse ante el supervisor de la zona 116, a fin de que le ratifique su adscripción como maestro de grupo de primaria foráneo, en la escuela primaria “Vicente Guerrero”, ubicada en la localidad de Carrizalillo.

Sin embargo, el supervisor de la zona 116, Jesús Eustorgio Guzmán Bautista, realizó el cambio de esta maestra a la localidad de Tepantitlán, donde el número de matrícula es menor a la escuela “Vicente Guerrero”, argumentando que era para favorecer a la profesora, ya que su esposo trabaja en esa escuela y podrían estar juntos, fue lo que explicó el supervisor previo al momento que fue retenido el pasado lunes por la tarde.

“Ese argumento es una tontería, querer reunir a un matrimonio en una misma escuela, para su beneficio personal, ¿Y la educación dónde queda?, eso no se vale, el supervisor sólo nos ha visto la cara de tontos, hasta se burló cuando nos dijeron que no nos daría en recurso debido a la matricula que existía en el plantel, pero repito, Tepantitlán tiene una matrícula menor a la de Carrizalillo”, dijo una madre de familia.

Por lo anterior, manifestaron que acudirían ante otras instancias para poder buscar el recurso que se necesita en esta escuela, ya que, a decir de ellos, desde el pasado ciclo escolar contaban con toda la plantilla de docentes, pero hoy en día, por capricho del supervisor y para beneficiar a un matrimonio, dejó sin docente al grupo de tercer año.

Cabe mencionar que los padres de familia determinaron que las clases continuarían en el plantel como habían pactado con Ubaldo Euan Pat, pues ellos dijeron tener palabra, sin embargo, los alumnos de tercer grado seguirán sin recibir clases, gracias a los caprichos de las autoridades educativas y su falta de compromiso con la educación.