Ejidatarios, dispuestos a que Marquelia pase a ser pequeña propiedad

110

*Sin embargo, en una reunión con representantes del Fanar, los ejidatarios votaron en contra de esa medida

 

*Los dueños de casas y terrenos se quejan de esta situación, porque sus propiedades no tienen valor crediticio

*Ejidatarios consultados, dijeron que el gobierno debe picar piedra para lograr el cambio, porque de otro modo la ciudad no va a crecer

PATRICIA GARCÍA DÁMASO

MARQUELIA, GRO.

Algunos ejjidatarios de Marquelia están dispuestos a que los terrenos de la ciudad pasen a ser pequeña propiedad, para que los lotes y casas puedan ser escriturados, ya que actualmente lo único que tienen es un acta de sesión de derechos que les avala la mesa directiva del ejido.

Ejidatarios consultados, quienes pidieron por ahora la omisión de sus nombres, consideran que a estas alturas es necesario que la población empiece a pagar impuestos, porque eso ayudará a que el municipio crezca.

Actualmente, dado que los predios de Marquelia son ejidales, ninguno paga el impuesto predial al municipio. E incluso ninguno de los impuestos que el municipio cobra serían legales, en este caso las licencias comerciales, porque basta que el ciudadano se ampare para que demuestre que depende del ejido y no del gobierno municipal. Y, por lo tanto, únicamente está obligado a pagar una contribución anual a la mesa ejidal, cosa que tampoco se hace.

Y por eso consideraron que ya es necesario pasar del modelo ejidal al de pequeña propiedad, pues la inversión externa llegaría más rápido al municipio, y para que la gente tenga seguridad en la tenencia de sus propiedades.

Consideran que Marquelia debe dejar de ser ejido.

“En la última asamblea donde se habló del programa Fanar, fueron testigos que la mayoría se pronunció en contra, pero déjame decirte que se votó así porque la gente no está acostumbrada a pagar. Como ejidatarios, sabemos que al pasar a ser pequeña propiedad vamos a pagar, y eso es lo que evita la gente, pagar. Pero ya es necesario dejar de ser ejido. ¿Por qué crees que los bancos y los inversionistas no llegan a Marquelia? Porque ellos no van a arriesgar su capital”.

“No se tiene la cultura del pago en Marquelia, con mucho trabajo la gente paga el agua, a la gente le duele dar los 5, 10 pesos para la basura. El tema de la luz es un vivo ejemplo, la gente que tiene recibos de 30 hasta 50 mil pesos es porque tiene años que no paga, y como se les acumuló ahora dicen que les llegó caro cuando no es así, lo que pasó es que jamás pagaron. Marquelia tiene ese enorme problema, no les gusta pagar los servicios”, expresaron algunos ejidatarios.

Programa de

regularización

El Programa de Regularización y Registro de Actos Jurídicos Agrarios (FANAR), cabe decir, “tiene como objetivo otorgar certeza jurídica en la tenencia de la tierra mediante el ordenamiento, regularización, certificación y titulación de los derechos sobre la propiedad social, contribuyendo con ello al ordenamiento territorial en los núcleos agrarios constituidos, que requieren trabajos técnicos-jurídicos”, cita en su portal de Internet la Procuraduría Agraria.

Este programa se constituyó después del Programa de Certificación de Derechos Agrarios (Procede), cuando la zona urbana de Marquelia y la mayoría de sus colonias quedaron fuera, lo mismo que la zona del Médano, que colinda con la zona federal marítimo-terrestre.

A pesar de que Marquelia tiene 18 años como municipio, fecha que se cumple en este mes de noviembre, sus predios urbanos son ejidales. La gente se queja de que no tienen valor real, ni se les permite hipotecarlos, aunque las tierras y propiedades son sumamente caras, porque se le considera una zona turística.

Propietarios entrevistados al respecto, y que pidieron la omisión de sus nombres, se quejaron que el Ejido se ha negado a la regularización de los predios, porque para ellos es un negocio la compra-venta, ya que en cada transacción se le paga una contribución al ejido.

Uno de ellos, por ejemplo, dijo que su propiedad vale mucho, pero que cuando fue a pedir un crédito a una financiera local, le dijeron que sí se la tomaban como garantía, pero la línea crediticia que le dieron fue muy pobre, con el pretexto de que era una propiedad ejidal, y que éstas no tienen valor, pues al ser tener el ejido carácter inembargable, los bancos y casas de préstamos no los toman como garantía prendaria, al no tener una escritura que se pueda hipotecar.

Piden los vecinos de Marquelia que el gobierno del municipio haga los trámites correspondientes, y que además negocie con el ejido, para que se permita el cambio de régimen de ejido a pequeña propiedad.

Los ejidatarios que están a favor, también consideran que las autoridades municipales deben picar piedra en ese sentido, porque finalmente el bien es para todos.

Con relación al pago de impuestos. “Nuestras autoridades municipales deben ponerse firmes e ir metiendo a la ciudadanía en el tema del pago de impuestos, pero que sea algo firme, que sea sin distención, porque cuando se trata de pagar, la gente tiene al primo, padrino o compadre en el ayuntamiento, el influyentísimo pues, y ya no paga, aquí todos debemos ser parejos para que esto camine”.

Sobre la nueva ley de catastro consideraron: “Está bien esa Ley, pero que se aplique, que los ayuntamientos la hagan efectiva, porque al final los beneficiados vamos a ser todos”.