Golpean a elemento de la Guardia Local de Marquelia, acusan a la UPOEG

137

*La agresión se dio después de una presunta revisión prepotente por parte de los elementos de la Guardia Local a un conductor

 

FRANCISCO JAVIER HERNÁNDEZ

MARQUELIA, GRO.

La noche de este martes estuvo a punto de suscitarse un fuerte enfrentamiento entre elementos de la policía ciudadana del SSyJC de la UPOEG y elementos de la Guardia Local de Marquelia, donde un elemento de estos últimos resultó lesionado en la cabeza.

El policía de la Guardia Local que resultó lesionado fue identificado como Margarito Encarnación Paulino, de 53 años, vecino de la localidad de Las Salinas, municipio de Copala.

1ª Versión

De acuerdo a la primera versión de los hechos, los hechos se suscitaron alrededor de las 7:30 de la noche, en una calle de la colonia La Noria, cuando un grupo de policías de la Guardia Local detuvo al conductor de un Nissan Tsuru, de color blanco, sin placas de circulación.

Esta unidad era conducida por Emmanuel Calleja Clemente, de 25 años, vecino de la colonia Progreso, quien dijo que los hechos ocurrieron porque el grupo de policías de la Guardia Local lo detuvo sin motivo aparente.

“Me bloquearon el paso con su camioneta y se bajaron varios elementos apuntándome con sus armas, cuando de pronto uno de ellos, el mayor de todos, se acercó de manera violenta a mi puerta apuntándome con su arma, abriendo la puerta, todo esto delante de mi hijo menor, quien presenció todos estos hechos y se asustó por la forma en que actuaron estos policías”, dijo Calleja Clemente.

“Luego de discutir, los policías de la Guardia Local aseguraban que el conductor del automóvil los iba siguiendo, lo que yo negué en todo momento, pero no me gustó la forma prepotente en la que actuaron”.

Tras estos hechos, avisó a sus familiares, quienes se organizaron y fueron en busca de los policías de la Guardia Local, encontrándolos a las afueras de la comandancia municipal, ubicada frente a la cancha “Benito Juárez”.

Molestos por los hechos, arremetieron en contra de Margarito Encarnación Paulino, mientras que sus demás compañeros se refugiaron para no ser agredidos, dejando a su suerte a su compañero.

Tras la agresión, Margarito Encarnación Paulino fue auxiliado por elementos de Protección Civil, quienes lo trasladaron a la clínica de La Familia para que recibiera atención médica, debido a que presentaba un fuerte golpe en la cabeza.

2ª Versión

Al ser interrogado al interior de la clínica de La Familia, Margarito Encarnación Paulino manifestó que detuvieron al conductor del automóvil porque se les hizo sospechoso que los viniera siguiendo, por lo que luego de dialogar lo dejaron ir del lugar donde fue retenido.

Sin embargo, aseguró que minutos después, al encontrarse a las afueras de la comandancia municipal, arribaron varios vehículos con policías ciudadanos vestidos de civil y armados, quienes comenzaron a agredirlo físicamente, golpeándolo con un arma.

Al ser cuestionado sobre quien lo golpeó, señaló directamente al comandante “Chucho”, versión que fue escuchada por Rubén García Medina y José Sierra, representantes de ambas agrupaciones.

Asimismo, indicó que durante la agresión fue despojado de una pistola Mágnum 357, con número de serie 376375, misma que fue entregada después por los elementos de la policía ciudadana, tras encontrarla tirada después de los hechos.

Cabe mencionar que José Sierra intentó dialogar con el agraviado, haciéndose responsable de los gastos a que hubiera lugar a consecuencia de estos lamentables hechos, sin embargo, Rubén García Medina dijo que estaba bien, pero que ellos actuarían conforme a la ley, por lo que presentarían la denuncia formal por estos hechos en contra de quien resulte responsable.

Es importante señalar que afuera de la clínica de La Familia, se suscitó un altercado entre familiares de Emmanuel Calleja Clemente y el ex presidente del Consejo Ciudadano de Marquelia, Luis Donato Ortiz, quien advirtió que si lo que querían es que hubiera sangre, sangre correría por su cuenta.

Amenazas

 

Tras estas advertencias, Luis Donato Ortiz arremetió en contra de quien esto escribe, exigiéndole que se retirara del lugar, además de lanzar una serie de improperios en mi contra, siendo seguido de uno de sus hijos, quien también me amenazó.

Por lo anterior, hago públicamente responsable de cualquier agresión física en contra de un servidor o cualquier integrante de mi familia a Luis Donato Ortiz y a su hijo, por los hechos antes señalado, reservándome el derecho de actuar conforme a la ley.